miércoles, 1 de junio de 2011

Ok ya! Les confieso

En esta nueva vida de mujer asertiva, responsable que logra lo que quiere tengo un nuevo propósito. Ok, bien en un año dejé de ser gorda, ya no soy gorda, pero aún hay cosas en mi cuerpo que quisiera cambiar. Quiero esculpirme, quiero cuidarme más todavía, mejorarme. 

Para lograr esto tengo que ser más estricta conmigo, porque la verdad es que luego me paso con lo premios que me doy. Los fines de semana como muchas cosas que no debería, cuando llega mi mamá con pan de Galia, como mucho y hay noches como la de ayer en las que como más, mucho más de lo que debería.

¿Ayer qué cené? Cené picadillo y calabacitas con elote. Como había hecho ejercicio pensé que no importaba, pero sí importa, se supone que debo de cenar cosas ligeras no volver a comer. Igual, el otro día cené un pedazote de lasagna, el sábado comí mucho más de lo que debí y el domingo también. 

Algo no está del todo bien conmigo, no estoy durmiendo bien y tampoco estoy comiendo como debería. Algo no está en balance y no sé bien a causa de qué. Pero quedamos en que yo soy la responsable de mi vida así que basta de echarle la culpa a mi papá, a mi hermana, a Galia y a mi mamá. Tengo que empezar a comer mejor, tengo que empezar a comer cosas ricas, pero sanas, siempre hay una opción saludable sólo tengo que regresar a ella :)